A  NUESTROS  AMIGOS  LOS  AGÚISTAS

Ya se han puesto Uds en cura en nuestra ciudad de La Roche-Posay, o bien tienen intento de venir acá un día u otro a beneficiarse de las aguas termales. Muy buena suerte es para Uds, ya que sacarán gran provecho de una temporada en nuestra región, no sólo por las aguas medicinales, sino también merced a la competencia de los médicos y las demás personas encargadas de su curación.

Abstracción hecha de  las atenciones del cuerpo médico, les viene ofreciéndose un tiempo de descanso. Concretamente este tiempo preconiza un nuevo arte de vivir que incluya una ruptura con el trantán cotidiano. En efecto las tres semanas de tratamiento les van a procurar un cambio radical, alejándoles de las angustias, la ansiedad y las preocupaciones acostumbradas.

Así llega el tiempo del reposo, capaz de traerles la paz interior que se irá difundiendo al ritmo de la horas y los días. En realidad, se trata de dejarse desposeer de sí mismo para reapropiarse de su ser más profundo. En otros términos, le corresponde al agúista evitar, en cuanto le sea posible, una mirada obsesiva en su propia piel y en sus eventuales heridas (sicológicas sobre todo) : contemplar el ser maravilloso que él es  -entendido sea sin  jactancia-  escudriñando y admirando las bellezas que lleva en las profundidades de su alma.

Las Termas o el Oficio de Turismo les propondrá distintas actividades a modo de distracción. Por su parte, la Asociación ASSAT 3 VALS y el sector pastoral, a fin de ayudarles a disfrutar plenamente de la paz anunciada, no dejarán de organizar excursiones de tipo peregrinación, conferencias con debates y reflexiones espirituales.

El agua que les va a lavar y aliviar no carece de valor simbólico : acuérdense del agua de la creación, del agua del diluvio, de la que surge o del templo o bien del pecho de Cristo en la cruz... sin olvidarse del agua misteriosa que brota sin cesar de nuestra vida y nuestro corazón. Es que dentro de nosotros está durmiendo una fuente inagotable en la que nos es dado sacar gratuitamente, cuando nos apetece. Queda materializada dicha fuente por el agua de nuestro bautismo, dedicándose ésta a purificar y proporcionarnos una vida nueva.     Ruego al Señor les conceda a todos una estancia agradable, un tratamiento curativo de perfecta eficacia y la gracia de seguir alegremente su peregrinación por esta tierra.

 

J.P. JAMMET, presidente de la ASSPAT, responsable pastoral.

Blog Pastoral

Décembre
D L Ma Me J V S
29 30 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2

La semaine aux 3 vallées

horaires des messes